Trastorno de pánico

Trastorno de pánico

Trastorno de pánico

Es un tipo de trastorno de ansiedad, causa ataques de pánico recurrentes, que son sensaciones de terror, sin un peligro aparente. La persona puede sentir como si perdiera el control, en un punto máximo de minutos o si es de una intensidad menor, una hora.

Síntomas físicos

  • Náuseas
  • Latidos rápidos del corazón (taquicardia)
  • Dolor en el pecho o en el estómago
  • Dificultad para respirar
  • Debilidad o mareos
  • Transpiración
  • Calor o escalofríos
  • Hormigueo o entumecimiento de las manos
  • Pensamientos recurrentes

Los ataques de pánico pueden ocurrir en cualquier momento, en cualquier lugar y sin previo aviso. La persona puede tener miedo de tener otra crisis y evitar los lugares en los que sufrió una crisis anteriormente. En algunos casos, el miedo domina su vida y no pueden salir de sus casas. Debido a que los síntomas son severos y los pensamientos son catastróficos, algunas personas pueden terminar en urgencias.

El trastorno de pánico es más común entre las mujeres que entre los hombres. Suele comenzar entre los adultos jóvenes. Algunas veces comienza cuando una persona se encuentra sometida a mucho estrés. La mayoría de las personas mejora con el tratamiento. La terapia puede demostrarle cómo identificar y cambiar los patrones de pensamiento antes de que lo conduzcan al pánico.

Tipos de ataques de pánico

  • Inesperado: Sin un motivo o estímulo identificable.
  • Situacional: Generados siempre luego de la exposición a un estímulo concreto.
  • Relacionado con una situación: La exposición a una situación determinada que genere estrés o ansiedad en la persona puede aumentar la probabilidad, aunque no siempre lo desencadena.

Controlar un ataque de pánico así

  • Lo fundamental, es reconocer que los síntomas desagradables que se presentan obedecen a un ataque de pánico, es decir recuerda no te vas a morir ni a volver loco.
  • Concéntrate en tu respiración, practica alguna técnica de respiración que hayas aprendido, y si aún no lo has hecho toma una bolsa o funda, póntela en la boca y respira en ella, así reestablecer el equilibrio entre el CO2 y el O2. 
  • Hasta que vayas mejorando, utiliza la técnica de la distracción, es decir, cambia el foco de atención, haz otra actividad, conversa de otro tema, de esa manera desestimar esas terribles ideas que en ese momento pasan por tu mente.
  • Si tienes a alguien que sepa que esto suele pasar, avísale. Para que te apoye, te mire fijo a los ojos y te hable. Eso te mantiene en la tierra.
  • Si estás solo o sola, haz algo que te ponga en contacto con tu cuerpo físico: chupar un cubito, morder un limón, ponerte a bailar (aunque estés temblando).
  • Si estás manejando obviamente para, pero no tengas miedo de seguir cuando estés mejor. No dejes que te gane y te vaya alejando de las cosas que solías hacer.
  • No tapes los síntomas, tampoco te enojes contigo mismo. La mejor forma es atravesarlos, describirlos, sentirlos, para que empieces a dejar de tenerles miedo.

¿Qué implica el trastorno de pánico?

  • Vivir con miedo, tristeza, alerta a sensaciones corporales, por temor a que sobrevenga un ataque de pánico.
  • El ataque de pánico se manifiesta con 4 o más síntomas de ansiedad y miedo intenso. Por lo general siempre son: taquicardia, mareo, dificultad para respirar y dolor en el pecho. Son los síntomas más comunes, pero en ocasiones puede variar por algún otro síntoma.
  • Todos podemos tener un ataque de pánico, se trata de un reflejo ̈de ataque o huida ̈, que se activa cuando nos sentimos sobrepasados o ante una emoción y/o situación muy intensa.

Durante un ataque de pánico repite esto

  • Puedo tolerar estas sensaciones, no durarán todo el día.
  • Aunque tenga ganas de escapar, trataré de quedarme seguro aquí.
  • No estoy enloqueciendo, sólo percibo peligro donde no lo hay.
  • Estos síntomas no pueden matarme.
  • Me duele el pecho, pero no moriré de un infarto.
  • No voy a dejar de respirar, estaré bien.
  • Es normal que sienta que voy a perder el control, si lo pierdo no pasa nada soy un humano.
    Trataré de no perderlo.
  • Me centraré en mi respiración, no me enfocaré en los síntomas que tengo.

¿Cómo ayudar a una persona con pánico?

  • Animarle a que comunique sus sensaciones y exprese sus emociones.
  • No juzgar.
  • Fomente la empatía, intentando comprender lo que la persona está sintiendo.
  • Informarle de su enfermedad.
  • Fomentar y animar a que realice actividad física
  • Brindarle apoyo y comprensión.
  • Ayudarla/o a practicar mindfulness.
  • Motivarla/o a que busque ayuda profesional.
  • Permitirle estar a solas, pero haciéndole saber que estás disponible para ayudar.
  • Plantear actividades de sano esparcimiento.

Seamos conscientes y empáticos, la ansiedad si EXISTE, y los trastornos de pánico TAMBIÉN.

About Author

Open chat
Buenos dias, cuéntanos de ti.